Productos

Las perlas son joyas misteriosas. A diferencia de los diamantes, rubíes y resto de gemas no se enmarcan en la categoría de minerales, sino que son orgánicas. Las perlas crecen y se cultivan dentro del cuerpo de ciertos moluscos en un proceso que puede durar unos seis meses como en el caso de las perlas de agua dulce, hasta las impresionantes perlas de Tahití. Muchas veces las perlas en lugar de ser blancas pueden adquirir el color verde, naranja o incluso dorado, y pueden tardar entre dos y tres años en cultivarse, o también pueden las codiciadas perlas de los Mares del Sur llevar hasta diez años para producir un producto con ellas. Ver más Productos >>

Contacto